top of page
75A1A264-E10F-4620-9E57-F700F3B2AA5B.png
E244AD55-C935-4951-B5A4-76BF5D1C6481.png

TOXINA BOTULÍNICA

¡Rejuvenece tu rostro con la aplicación de Botox en la frente, entrecejo y patas de gallo!

¿Quieres reducir las arrugas y lucir una apariencia más joven y relajada?

  • El botox es conocido por su capacidad para suavizar y reducir las arrugas dinámicas, aquellas que se forman debido a los movimientos repetitivos de los músculos faciales.

  • Al relajar los músculos responsables de estas arrugas, logra un aspecto más suave y juvenil en estas áreas problemáticas.

  • Además de tratar las arrugas existentes, también previene su agravamiento. Al relajar los músculos faciales y reducir los movimientos excesivos que causan arrugas, ayuda a prevenir la formación de líneas y pliegues más profundos con el tiempo.

  • El resultado de la aplicación es un rostro con un aspecto más descansado y relajado. Las líneas y pliegues que pueden dar la impresión de tensión o preocupación constante se suavizan, lo que te brinda una apariencia rejuvenecida y fresca.

  • Los beneficios del botox son rápidos y duraderos. Los efectos se notan en pocos días después del tratamiento y alcanzan su máximo en aproximadamente dos semanas. Los resultados suelen durar de tres a seis meses, dependiendo de la persona. ¡Podrás disfrutar de una apariencia radiante y juvenil durante meses!

  • Es fundamental destacar que la aplicación de botox debe ser realizada por un profesional médico capacitado y con experiencia en este tipo de procedimientos. Esto garantiza resultados seguros y satisfactorios, adaptados a tus necesidades individuales.

  • Contraindicada su administración en embarazo, lactancia, alergia a albúmina, enfermedades neuromusculares (miastenia gravis, síndrome Eaton-Lambert, esclerosis lateral amiotrófica), uso de determinadas medicaciones que pueden potenciar su efecto (penicilamina, quinina, antibióticos aminoglicósidos, bloqueadores del calcio) e inestabilidad psicológica.

bottom of page